La gingivitis, que consiste en la inflamación de las encías, es uno de los problemas más tratados en cualquier clínica dental en Fuenlabrada. Las encías son la parte de la boca encargada de la sujeción de la pieza dental, protegiéndola y afianzándola, por lo que el hecho de que estas se encuentren afectadas puede dar lugar a problemas más serios.

¿Qué la causa? La gingivitis es causada, siempre, por bacterias. Toda la cavidad bucal resulta un alojamiento ideal para bacterias; supone una vía de entrada al organismo, es decir, es una zona accesible. Además, no solo es fácil para una bacteria acceder a ella, sino que una vez allí se siente muy a gusto, pues tiene una temperatura media confortable, está húmeda y formada por mucosa.

Una vez se produce el primer contacto de la bacteria con la boca, esta se reproduce, dando lugar a muchas descendientes, las cuales acaban formando una placa pegajosa que se deposita sobre los dientes. Si con el tiempo y un mal cuidado, esta capa no se elimina, da lugar a una capa mucho más dura y resistente, el sarro. Así, las encías sufren una gran irritación por parte del sarro, provocando la inflamación de estas, su enrojecimiento y su posible sangrado durante el cepillado, provocando consultas a cualquier clínica dental en Fuenlabrada.

El tratamiento más efectivo, por tanto, para que esto no suceda, es una correcta higiene que vaya eliminando los posibles depósitos. Tenemos que lavarnos los dientes después de cada comida, hacerlo correctamente, utilizar la seda dental y acudir al dentista con periodicidad para efectuar una limpieza en profundidad.

A pesar de que a priori la gingivitis no supone un gran problema, si no se trata puede dar lugar a periodontitis o piorrea, es decir, posible pérdida de tejido y hueso que rodean al diente. Para que esto no suceda, te aconsejamos acudas a Medicalia Dental.