Muchos de los pacientes que atendemos en las clínicas dentales de Fuenlabrada están aquejados de gingivitis, la inflamación de las encías producida por una infección bacteriana. No es una dolencia grave ni de tratamiento difícil pero, eso sí, de no tratarse puede derivar hacia la periodontitis cuando la infección se extiende a los ligamentos y huesos que sirven de soporte y sujeción de los dientes.

El color rojo brillante o púrpura de las encías y el sangrado producido al cepillarse los dientes o al morder, por ejemplo, una manzana son los signos más comunes de esta enfermedad que se origina por la acumulación de placa en los dientes. Cuando la placa no se elimina perfectamente, en los restos de alimentos que quedan sobre los dientes aparecen bacterias que comienzan por irritar e inflamar las encías, de manera que la menor presión que se ejerza sobre ellas va a provocar su sangrado.

Si no se pone de inmediato remedio eliminando la placa, las bacterias pueden llegar a penetrar en los tejidos internos y a los alvéolos dentales. Para evitar este problema, todas las clínicas dentales de Fuenlabrada recomiendan hacerse una limpieza dental un par de veces al año, además de seguir las recomendaciones que hacíamos en uno de nuestros artículos sobre la higiene dental.

Algunos pacientes se sienten incómodos tras haberles retirado la placa en una limpieza dental pero, en algo menos de una semana, esa sensación desaparecerá al igual que lo hará el sangrado de las encías. A menudo, algunos odontólogos recomendamos complementar la limpieza con enjuagues antibacterianos.

Desde la Clínica Dental CareDENT Fuenlabrada queremos hacer hincapié en que mantener una correcta higiene dental es la mejor medida para prevenir la gingivitis.