En nuestra clínica dental en Fuenlabrada realizamos todo tipo de tratamientos odontológicos, incluido colocar carillas. Como sabes se trata de láminas muy finas, entre 0,3 y 1 milímetro, que se adhieren al diente, cubriendo cualquier defecto o color indebido. Las hay de varios tipos:

1. Carillas de Composite. Se realizan directamente en el interior de la boca el día de la cita con el dentista, es decir, que con una visita es suficiente, aunque dependiendo del número que se coloquen, se tardará más o menos tiempo. Son así las más rápidas y también las más económicas y menos agresivas.

2. De porcelana. Este material refleja luz, por lo que da al diente una apariencia muy natural y atractiva. Se hacen en un laboratorio dental y necesita dos o tres visitas al especialista para su colocación. Son verdaderamente estéticas y muy apropiadas para fracturas, astillados, dientes desiguales, problemas de decoloración, mala colocación o falta de espacio. Son más resistentes que las de composite y por lo tanto duran más tiempo. Además, la ingesta de productos que pueden tintar, como el café, el té o el tabaco, no le afecta. Son más caras y un poco más abrasivas con el diente.

3. Carillas de Zirconio. Tienen un aspecto translúcido, lo que supone que no se distingan de los dientes naturales. En nuestra clínica dental en Fuenlabrada te mostraremos que están hechas de óxido de zirconio, un material altamente resistente y compatible con el cuerpo humano. Se utiliza habitualmente para las coronas dentales y en otras aplicaciones médicas, como las articulaciones artificiales.

Cualquiera de ellas las tienes disponibles en Clínica Dental CareDENT Fuenlabrada. Pídenos asesoramiento y presupuesto sin compromiso.